¿Qué es la ictioterapia? La ictioterapia se lleva a cabo con la ayuda de los pequeños peces garra rufa, originarios de Turquía.

Estos pequeños peces no tienen dientes, tienen una pequeña ventosa como boca que succiona las impurezas que se alojan en la piel y los restos de piel muerta. El resultado es un tratamiento exfoliante , un excelente masaje que sirve para mejorar la circulación, relajarse e hidratar en profundidad. Ictioterapia

El tratamiento consiste en sumergir los pies en agua tibia, donde casi de inmediato cientos de peces comienzan a hacer su trabajo. Al principio se siente un leve cosquilleo que al rato se transforma en un masaje placentero y relajante. Los peces succionan las durezas y la piel muerta dejando los pies y la piel como nuevos.

 

Resultado: ¡Sentirás  tus pies frescos y sanos y podrás disfrutarlo al tacto! La sensación es un descanso increíble después de un tratamiento parecido a un masaje en una de las partes del cuerpo más sensible; el Garra Rufa puede estimular puntos de acupuntura ayudando a regular el sistema nervioso, relajando el cuerpo y liberando la fatiga. La circulación de la sangre y el flujo se aumentan considerablemente durante este tratamiento.

Se puede escoger entre sesiones de 15 o 30 minutos y al finalizar las sesiones se siente haber realizado el mejor tratamiento de pedicura.

Es importante saber que hay quienes sacan provecho y ofrecen tratamientos de ictioerapia con otros peces que sí tienen dientes, los llamados peces tchin-tchin que provienen de Asia y pueden llegar a dañar seriamente la piel. Los únicos peces que sirven para la ictioterapia son estos, los Garra Rufa.

Para tu seguridad puedes pedir en nuestro centro el certificado conforme son auténticos peces garra rufa y que han sido importados con total garantía y que han sido inspeccionados por veterinarios acreditados en el país de origen y han pasado la inspección veterinaria en la Aduana del Aeropuerto de Barcelona cumpliendo todos los requisitos establecidos por la Unión Europea.